Aptitudes derivadas de las actitudes en el Talento. II.

Resumo algunos aspectos para la reflexión personal.

  • La felicidad y la suerte aparecen sin buscarlas, pero cuando nos las trabajamos.

Gregorio Marañón decía: “no sé que me pasa  últimamente que cuanto más trabajo más suerte tengo”… La vida te da oportunidades, pero siempre “con el mazo dando”, como en el refrán.

Tomar el aprendizaje como posicionamiento vital adaptativo, ya que cada uno debe dar respuesta a lo que le sucede en cada momento, con recursos de autosuperación basados en el recuerdo de  experiencias similares que afrontamos con éxito; y con lucha, cambiando los objetivos  haciéndolos mas asequibles. “Ora et labora”   si no remas, puedes rezar toda la vida,  pero el barco no se moverá.

  • Se egoísta (*) primero, y altruista después…(*) egoísmo ético

Si no te ocupas de tu propia felicidad nunca vas a contribuir al bien común… Como en los aviones, cuando se produce una despresurización… Te dicen que primero te pongas tu propia mascarilla, y luego atiendas al niño o a la persona que tengas al lado.

  • Todo lo que haces, lo haces porque es bueno para tí.

Hagas lo que hagas, aunque la primera intención sea por ti, no por los otros ni por los que te pagan, les convencerás de tu autenticidad.

  • Si no eres feliz no vas a ayudar a nadie.

La autoestima es esencial, el estar “enamorado” de uno mismo… Y se puede llegar   a quererse bien después de un férreo auto análisis de nuestras habilidades, sin auto culparse

  • Sé insensible primero, sensible después.

La sensibilidad crea debilidad, la naturaleza es áspera… el suelo  …   la vida  es insensible. El exceso es nefasto, hay multitud de ejemplos,  como el no atender al niño cuando llora porque se despierta en mitad de la noche y quiere mimos, equipos de cualquier deporte en el que nos fijemos, que con un cambio de entrenador, parecen otros. La insensibilidad genera campeones y hay que ser algo insensibles si queremos que se fortalezcan

  • Cinco ámbitos: familia, ocio, amor, trabajo y religión.

Si nos falta amor auténtico, o familia, o no tenemos ocio, podemos encontrar refugio en otros ámbitos, pero si nos falta el trabajo, que es el cauce para que circule todo lo demás, esta carencia nos va a envenenar el resto….  Si no encontramos estímulo en el trabajo, hay que cambiar …. Tenemos cuarenta años de vida laboral como promedio.

  •  El líder conecta con las personas.

Hay tres formas de motivación: que te paguen,  el atractivo del trabajo, pero la más relevante es cómo conseguir que la gente haga algo por ti porque quiera hacerlo.

  • Crear- hacer- facilitar el crecimiento de campeones.

Para ello hay que mantener la energía y la ilusión, la edad no es un problema, y no se debe tirar nunca la toalla ni bajar los brazos: las personas con experiencia e ilusión son imbatibles.  España ofrece muchos ejemplos, en deportes, en medicina,  e  ingeniería. El siglo XXI va a ser rutilante… Sólo en tecnología es impresionante lo que se está consiguiendo…. Para ello hemos de afrontar los problemas de fondo, no con incursiones esporádicas alrededor del objetivo.

  •  ¿Estás realmente preparado/a para tener éxito en su negocio? No hay motivo para el pesimismo.

Ser pesimistas  cierra puertas. Y es que hay gente que ni oye la puerta, otros que la oyen pero no se levantan, y están los que continuamente la tienen abierta por si llega una oportunidad.

Cada uno/a de nosotros tenemos un patrón empresarial en nuestro cerebro inconsciente. Y, lo queramos o no, este patrón es el que marcará nuestro éxito como empresarios y en nuestra vida financiera.

Para suerte o para desgracia, ese perfil que afecta a nuestra capacidad de generación de riqueza está anclado y bien anclado y se quedará con nosotros a menos que se identifique y se cambie. Hay que mover toda la riqueza que hay en el mundo con imaginación,  innovación y  emprendimiento,  con  fe en la iniciativa privada, que es la que soporta todo lo demás.

La  crisis va a ser corta en relación con los 80 años de nuestra media de vida… Hemos tenido mala suerte -que sí que existe-, pero ahora tenemos que arrimar el hombro, demostrar que los españoles somos los mejor posicionados para arrasar en la vida… Lo que la prensa nos dice está muy lejos de la realidad…

 Noemí Merchán

Kaaizen

*Fuentes:  Mentes de Empresarios de Éxito.com,  Formatec SAVI, “Nuestra hora en el escenario”, Richard Vaughan.

In PUBLICACIONES  Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *