Última reflexión de fin de año

Si uno se dirige a una persona como si  tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad . “Armas silenciosas para guerras tranquilas” .

¿Que pretendo decir  con esto?

Invitrte a pensar hasta qué punto somos conscientes de nuestra libertad para elegir  respuestas, porque normalmente elegimos la que más nos conviene. El individuo  inconsciente, mira hacia otro lado sin fijarse en las consecuencias de sus propios actos. Y si algo sale mal  culpará a otros o asumirá el rol de víctima. Típico conflicto con el tráfico.

La única causa de nuestros sufrimientos es aquello que no somos capaces de aceptar, aquellas expectativas no cubiertas.

Consciencia y responsabilidad:

Somos responsables de lo que experimentamos en nuestro interior y de cómo gestionamos la propia vida. Cuando las cosas no dependen de nosotros, es mejor cambiar lo interno que está a nuestro alcance,  que lo externo que se escapa a nuestro control.

No somos responsables cuando no miramos en nuestro interior, por miedo a encontrarnos. Cuando no nos enfocamos a realizar cambios en nuestro interior y nos evadimos.

Las cosas nos empezarán a ir bien cuando aprendemos a ser felices por nosotros mismos independientemente de factores externos.

No saber quién eres ni qué quieres, te hace esclavo de tu propia baja autoestima e inseguridad. ¿No conoces a muchos que hacen lo que otros piensan y hacen?, ¿conectas bien con ellos? o te deseperas?

En Coaching decimos  que aquello que esperamos que los demás nos den es lo que no nos estamos dando a nosotros mismos. Y lo que realmente nos falta en la vida es que demos el paso para concedernos confianza, aceptación, respetarnos tal como somos, y valorarnos y reconocernos por lo que hacemos. Es decir, conectar más con uno mismo.

Recordar:

  • La belleza está en el ojo del observador.
  • Que nadie puede herirte sin tu consentimiento.
  • Tu confianza depende de ti.
  • Todo se reduce al modo en que te relacionas contigo mismo.
  • La felicidad no llega cuando uno da sentido a su vida, sino cuando ese sentido corresponde al ser del hombre.

Una de las habilidades más valiosas, pero también más difícil de utilizar en todo proceso de Coaching es la capacidad del Coach para conseguir que el coachee salga de sus posiciones habituales, se “descoloque” y se sitúe en un espacio nuevo, sorprendente, que lleve a éste a un mejor “insight” de la realidad y de sí mismo y por tanto de las posibilidades de cambio que están en sus manos.

Las personas insatisfechas – agresivas, esclavas de su sombra, victimas y verdugos de su propio malestar, adictos al mal humor, negativos-, pueden curar con una experiencia de volver a conectar consigo mismos, “conquistarse a si mismos”, que dice Marcel Proust.

Un consejo en boca de Mahatma Gandhi: Cuida tus pensamientos porque se transformarán en palabras, cuida tus palabras porque se transformarán en acciones, cuida tu acciones porque se transformarán en hábitos, cuida tus hábitos porque se transformarán en tu carácter, cuida tu carácter porque determinará  tu destino.

Borja Vilaseca sintetiza muy bien que el verdadero éxito consiste en amar lo que hacemos y en hacer lo que amamos concibiendo la profesión con vocación de servicio. Esto es lo que os deseo para el año que comienza.

Ah y mil perdones por no utilizar la @ para hablar en masc/fem, no es algo que me importe demasiado,  porque creo que el genero neutro casa con todo, salvo que  tengamos problemas de identidad, para lo que remito al párrafo 7. 😉

Feliz 2011!

In PUBLICACIONES  Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *