¿Qué es Coaching?

Imagen1

Es una relación profesional en la que se aplica el arte de saber estructurar una pregunta sana que te sea útil, el arte de asistir a las personas para que logren sus objetivos, superando sus limitaciones y potenciando sus fortalezas.
El Coach sabrá atenderte sin juzgarte, sin entrar en terapias, ni formación, ni mentoring o consultoría ni similares, y sus preguntas facilitarán que seas tú quien logres tus objetivos con tus propios recursos.

Para qué?

  • Si te planteas lanzar tu propio emprendimiento empresarial o artístico y necesitas sentirte capaz de dar ese paso
  • Si te has planteado “Dónde estás, dónde quieres ir, y cómo llegar” pero no sabes qué pasos seguir
  • Si necesitas una estructura que te permita equilibrar tu pasión emprendedora conciliando tiempo para tu vida personal y familiar
  • Si necesitas sentirte escuchado por alguien que pueda darte otra visión
  • Si quieres crecer como líder y aceptar retos que te harán salir de tu zona de confort
  • Si necesitas aprender a ver tus proyectos y generarlos con más energía
  • Si necesitas descubrir cuál es tu mejor estrategia para tomar decisiones correctas

No hay un único camino hacia una meta concreta, hay infinitos. Se trata de que cada emprendedor, mediante el Coaching  encuentre el suyo propio, el que más se adapte a su forma de ser y sus circunstancias. El Coach ayuda a los emprendedores a encontrar respuestas imaginativas en contextos de riesgo/oportunidades.

El Proceso de Coaching

A lo largo de un proceso el Coach ayuda a su cliente a identificar su situación actual y el lugar al que desea llegar y juntos establecen objetivos y reflexionan sobre el plan de acción más adecuado para lograrlos.
Durante las sesiones, el Coach escucha y observa a su cliente y, a través de sus preguntas, le hace reflexionar acerca de sus acciones, pensamientos, opiniones, etc.
El Coaching genera un aprendizaje transformacional porque tiene la capacidad de producir cambios profundos en las personas de forma eficaz y de manera relativamente sencilla. Pero ojo!: el Coach no enseña, no dirige ni aconseja, sino que actúa más bien como un facilitador de los procesos de reflexión y decisiones de su cliente.

Coaching Ontológico
El Coaching ontológico trabaja sobre el tipo de observador que somos de la realidad. Supone que cada uno de nosotros tiene una experiencia del mundo que es coherente con nuestra manera de actuar. Porque el modo en que interpretamos lo que nos ocurre, incide directamente en nuestras acciones.  Con una revisión del tipo de observador que estamos siendo, podemos modificar nuestra manera de actuar.
Su finalidad es el logro de objetivos, y desarrollar formas de ser/obrar adecuadas que permitan lograrlos y trabajar el ser de una manera determinada, para conseguir resultados.

Supongamos un coachee que quiere como objetivo extraordinario un éxito profesional y con ello, espera llegar a ser una persona capaz, segura de sí misma, fuerte, reconocida… En realidad, si fuera una persona capaz, segura, fuerte y reconocida, seguramente lograría su objetivo de éxito profesional. La clave de alcanzar los objetivos, está en aprender a adecuarnos para lograrlos.

Una de las barreras más frecuentes para el cambio y el aprendizaje, es la creencia de que las personas no pueden cambiar sus comportamientos. Nuestra forma de ser es el resultado de la interpretación que hacemos de la historia de nuestra vida y que, cuando cambiamos nuestras interpretaciones -el observador que somos-, se modifican los comportamientos.

Beneficios del coaching

El Coaching beneficia, tanto en el ámbito personal como profesional, a las personas, a los equipos y, en consecuencia, a las organizaciones.

Favorece el auto-conocimiento, la conciencia de tus prioridades y valores y el desarrollo de un mayor equilibrio personal.
Los profesionales aprenden a potenciar sus fortalezas y a mejorar su liderazgo y sus resultados, tanto cuantitativos como cualitativos. El Coaching ofrece herramientas y estrategias muy poderosas, que potencian las relaciones con colaboradores, colegas, jefes, clientes, proveedores, etc.

Así mismo es una excelente herramienta para identificar las metas que se desean alcanzar y para poner en marcha las acciones orientadas a facilitar su consecución.
Los equipos, por su parte, encuentran la manera de desarrollarse y mejorar sus resultados, porque aprenden a operar con elevados niveles de confianza, comunicación, cooperación y creatividad. Las Organizaciones, finalmente, se benefician de todo lo anterior. A nivel empresarial el Coaching ayuda a mejorar la retención y a disminuir la rotación de sus directivos, facilita los procesos de cambio organizacional e influye muy positivamente en la comunicación, los estilos de liderazgo y, por tanto, en el clima laboral.

¿Necesito un Coach?

Algunas situaciones en las que un coach puede ser una buena solución:

  • Personas, profesionales, equipos y empresas que buscan optimizar sus resultados tanto cualitativos como cuantitativos.
  • Personas, profesionales, equipos y empresas que atraviesan procesos de cambio (nuevos puestos, nuevas responsabilidades, nuevos retos profesionales, adquisiciones, fusiones, etc.).
  • Personas, profesionales, equipos y empresas en situación de crisis (momentos personal, profesional y/o empresarialmente delicados, situaciones que requieren tomar decisiones difíciles, estados de tensión, estrés, etc.)

Noemí Merchán Yuste

Llámanos y te ofrecemos una entrevista gratuita donde se valoran los objetivos de la persona y diagnóstico de necesidades.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *