2ª entrega: El paralelismo entre las leyes de la selva y algunas leyes sistémicas en los equipos y en los procesos de desarrollo. “Tu y yo somos de la misma sangre”

2ª entrega:

El paralelismo entre las leyes de la selva y algunas leyes sistémicas en los equipos y en los procesos de desarrollo. “Tu y yo somos de la misma sangre”

¿Qué es lo que nos ocurre en los procesos de aprendizaje y maduración profesional que nos hace frenar el desarrollo? Encuentro algunas figuras en El libro de la Selva, de Kpling; Al llegar Mowgli a la manada de los lobos, Akela el viejo lobo le observa y, mientras todos disputan por el cachorro humano, deja paso a mamá loba – confiando en su condición femenina y maternal, para tomar la decisión correcta.
Dejando hacer, dando posibilidad de expresión a cualquier miembro del equipo que pueda aportar algo.
Las personas ancianas, en los momentos decisivos, dejan paso a las más jóvenes en una humildad nada improvisada, cuando los jóvenes miran a sus mayores con bravura e impulso, también buscando aprender aunque de modo más independiente y compartido. Tal vez nos deberíamos detener e inspirarnos en el espíritu de Kaizen, de mejora constante sin descuidar el conjunto de la empresa y sus colaboradores.

No tardan en aparecer, como en la vida misma, quienes tratan de beneficiarse de lo que no sembraron o no les pertenece, bajo el lema de: “podría servirnos de algo”, como tantas veces frecuentamos personas que con buen ojo ven las promesas de éxito de los de su alrededor. Shere Khan y ellos rondan insaciables. La ley de reciprocidad da respuesta a estos intrusos, en voz de Bagheera: “vendrá un día en que esa cosa que está ahí tan desnuda le hará a vuesa merced rugir en muy distinto tono”.

Resulta no menos refrescante el aspecto del Kaizen en manos de Baloo: que se entrega hasta la saciedad en la enseñanza de Mowgli, en un proceso de mejora constante, que le supuso tantos disgustos, por la imprudencia del cachorro humano. Tantas veces le ocurre esto al directivo con su equipo y no tiene más remedio que dejarles equivocarse para después reconstruir.

Otra, por desgracia, ley consuetudinaria de la selva es que nadie puede sostener la mirada del hombre, algunos le odiaban por ser sabio y superior. Tantas veces nuestras empresas se convierten en pequeñas junglas de desconcierto por actitudes parecidas.
Los lobos de la manada se cansan de tener a Mowgli entre los suyos, cuando para la mayoría es un hermano que fue comprado y defendido de acuerdo con la ley de la Selva. Bagheera apela a la lealtad con una pregunta: “¿qué os importa una promesa?

Personajes como Tabachi, el chacal, de los que hasta el tigre huye, porque no se puede tomar en serio ya que “la locura es lo más deshonroso que puede ocurrirle a un animal salvaje”. Tal vez nosotros podamos cuidar nuestra salud mental tomando este ejemplo gráfico de la literatura.

El hombre noble siempre sorprende con la lección de agradecimiento: Mowgli se va, pero les promete que cuando sea un hombre entre los hombres, no les traicionará, como le han traicionado.
Lo mas emotivo de la despedida de Bagheera es el momento de las lágrimas, ante las que su amiga la pantera le dice: “ahora sí que eres un hombre”…… “déjalas correr, no son mas que lágrimas”.

Bien podemos aplicar a nuestra vida la consigna para el cazador forastero, ley del sistema de la selva: “caza para buscar comida, no para tu recreo.” Y Baloo: “no hay que temer a nadie excepto a los de tu propia tribu”.

La ley de pertenencia de Mowgli, se pone en juego cuando se acuerda de las palabras mágicas aprendidas en la manada cuando pide ayuda a Rann, el milano: “Tu y yo somos de la misma sangre” en un momento de peligro.
Frente a la exclusión del sistema de los Bandar-log, un pueblo que nos repele por su falta de fijeza, monos sin memoria, personas sin ley, presumen y charlan y pretenden ser un gran pueblo ocupado en asuntos importantísimos, pero la caída de una nuez les provoca la risa.

Noemí Merchán Yuste

Próxima entrega:
¿Por qué los personajes grandes de esta novela tienen al menos una vocal repetida en su nombre?
Kaa
Bagheera
Baloo

In PUBLICACIONES  Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *