El COVID 19 y los entornos VUCA ¿tienen algo que ver?

Este escenario de volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad en el mundo empresarial llegó para quedarse, y  su intensidad será cada vez mayor. El contexto VUCA está cambiándolo todo, tanto el modo en que nos relacionamos con los clientes y  llegamos a sus necesidades, como en el modo de liderar esas organizaciones. Las competencias y habilidades en el pasado muy reciente hoy ya no son suficientes. El liderazgo que este nuevo entorno pide es diferente, debe cambiar para adaptarse al  mundo VUCA.

La ‘V’ de VUCA es de  Volatilidad significa el incremento sin precedentes en el tipo o naturaleza de los cambios,  su velocidad,   volumen o cantidad y en su magnitud o tamaño. Esta volatilidad también implica la presencia de turbulencias cuya frecuencia es desconocida hasta ahora, y no solo las turbulencias financieras  vividas en la última década, sino los riesgos en la salud que  el COVID-19 ha hecho  entrada en zona de peligro, dando paso a una variedad de medidas preventivas como las evitativas de contactos entre las personas por el temor a la expansión del virus.  Lejos quedaron la digitalización,   la competencia global y las disrupciones generalizadas en los modelos de negocio existentes.

La ‘U’ de VUCA es la Incertidumbre: Uncertainty,   por ausencia de previsibilidad de los acontecimientos. La volatilidad  hace muy difícil anticipar acontecimientos futuros basándose en hechos pasados. Así, si a los profesionales que trabajan con escenarios futuros se  les añaden  nuevas dificultades para elaborar sus informes y tomar decisiones ciertas, en la salud de la población nadie está seguro de lo que va a ocurrir con este virus COVID-19 en los próximos meses.

Ante la falta de certezas, dejaremos un justo espacio a la incertidumbre, trabajando en el análisis del caos. Urge identificar y  prepararse para el impacto de lo imprevisible, poniendo el cuidado en  lo que depende de cada uno: las rutinas en las nuevas medidas de higiene personales y sociales.

La ‘C’ de VUCA es Complejidad. La confusión generalizada cada vez más presente, sin conexión clara entre causas y efectos en cualquier ámbito empresarial,  ahora es social y de integridad personal. La dificultad en comprender la relación entre diferentes elementos que afectan a un problema o desafío en una organización, ya ha hecho doble capa de grosor, y en el COVID la C sobre las turbulencias, cambios y la ausencia de predictores, hace difícil la toma de decisiones sobre la calidad de las mascarillas, fiabilidad de los tests COVID, los espacios de trabajo que sí y los que no, el nº de personas por metros cuadrados, las actividades permitidas y las que no volverán a ser las mismas sin un marco regulador.   

La ‘A’ de VUCA de Ambigüedad representa la ausencia de claridad sobre el significado de cualquier evento. Cada vez es más difícil precisar lo que ocurrió en la realidad y existen múltiples interpretaciones sobre el origen de esta pandemia  que terminan por confundir a la población, generando caos, lo que a algunos beneficia y a la mayoría perjudica. Otros autores definen esta ambigüedad como la incapacidad para conceptualizar con precisión las amenazas y oportunidades antes de que sea demasiado tarde. La ambigüedad ya estaba servida en febrero y el sistema se encargó de volatilizarla.

Posibles modos de afrontar este entorno VUCA:

  • Al igual que en la empresa, desarrollando ‘líderes adaptables’, personas con la capacidad para reinventarse, siendo necesario tener un equipo adaptable, y una red  que lo sostenga.
  • Solo las personas adaptables son capaces de aprender a  moverse en  su entorno a la velocidad del cambio. Las empresas demandan perfiles más innovadores, que desafíen permanentemente el statu quo y ponerlos con agilidad en posiciones clave.
  • Un gran aliado del liderazgo personal será ser inmune a las contrariedades y dificultades.
  • Tenemos que reaprender a vivir en entornos líquidos, inciertos y con cambio acelerado ya que  fuimos educados para entornos más estables.

One Response to El COVID 19 y los entornos VUCA ¿tienen algo que ver?

  1. Muy técnico pero tb ingenioso

Responder a Noe Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *